Home / Noticias / Exposiciones sobre los grabados paleolíticos del Côa y Siega Verde

Exposiciones sobre los grabados paleolíticos del Côa y Siega Verde

ADECOCIR y la Associação de Desenvolvimento Regional Territorios do Côa, dentro de sus líneas estratégicas de desarrollo sostenible del territorio, iniciaron una colaboración el pasado año que les ha llevado a presentar un proyecto a Interreg 2014-2020 (POCTEP) de forma conjunta, a participar en la Feria Ibérica de Turismo celebrada en Guarda (Portugal) en Mayo de este año y ahora en el montaje y presentación de dos exposiciones. De la misma forma, ambas asociaciones ya se encuentran trabajando en proyectos para presentar en la segunda convocatoria del POCTEP.

Las exposiciones serán inauguradas mañana día 14 a las 17:30 en el Palacio de los Águila de Ciudad Rodrigo.

La exposición que presenta Territorios do Côa, llamada “EMOÇÕES”, es un periplo por el Valle del Côa, donde el fotógrafo se inspiró y consiguió captar verdaderos momentos cargados de emoción.

Es una manera de explicar y dar a conocer este territorio, fronterizo a la Comarca de Ciudad Rodrigo, a través de fotografías en la que contemplar los usos y costumbres que definen el territorio y que definen su identidad. En este territorio, formado por 10 municipios, existe un legado que aún hoy es respetado y valorado, convirtiéndose en una señal de esperanza y confianza para las futuras generaciones.

Dividida en tres apartados: Emociones, Tradiciones y Rostros, quiere dar a conocer el territorio, promover y dinamizar a través de las emociones, para provocar la motivación del espectador a una visita al mismo.

Junto a esta exposición, ADECOCIR presenta la pequeña exposición denominada “Siega Verde: Un lugar y sus gentes”, inaugurada en Septiembre de 2014 en el Aula Arqueológica de Siega Verde, que sirve de homenaje a las personas que habitaron y habitan en los municipios del Área Arqueológica, donde el paraje, hoy declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, siempre fue algo cercano, desde su infancia y a lo largo de todas sus vidas. Muchos aprendieron a nadar en sus pesqueras y pozas, en unos tiempos en que no había piscinas, ni se conocía el mar, ni existían las vacaciones. Este escenario natural privilegiado fue el telón de fondo de muchos momentos especiales en los que disfrutar del descanso en compañía de la familia y los amigos.

Los grabados paleolíticos han sido mudos testigos de innumerables jornadas de pesca, de animadas meriendas, de muchas celebraciones, de innumerables pastoreos e incluso del lavado de la ropa a orillas del río Águeda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies