Home / Noticias / Un domingo de Carnaval a cámara lenta

Un domingo de Carnaval a cámara lenta

Lentitud. Un domingo de Carnaval a ritmo ralentizado. Primero con un encierro a caballo, con toros de la ganadería sevillana de Aguasdulces, que duró más de hora y media, con gran cantidad de incidentes. A las dos cogidas muy graves, padre e hijo en la zona de la Puentecilla, le siguió la rotura del mallazo por parte de los toros con la correspondiente huida. Consecuencia inicial, sólo un toro subió con los caballos, posteriormente un segundo, dos se escaparon en el campo y otros dos fueron bajados por la propia gente y muy poco a poco llevados a recorrido urbano. De modo, que hasta más de las doce y media no comenzó la capea, que resultó peligrosa y multitudinaria en cuanto a público, como el propio encierro. A la grave cogida del joven de Doñinos, con toro metiendo el cuerno en el burladero primero para sacar al individuo y en su muslo después, le sucedieron diversos sustos que hicieron temer por la integridad de más de uno. El desencierro matinal salió a las dos y cuarto de la tarde de la plaza y llegó diez minutos más tarde a los toriles de San Pelayo.

01encierro3 (19)

Por la tarde, tuvo lugar la capea con novillos de Pérez Tabernero, de Olmedo de Camaces (Salamanca). El triunfador del Bolsín, David Salvador cortó dos orejas, Alejandro Mora de Plasencia cortó una oreja y el mismo premio se llevó el madrileño Jaime Casas.

novillada domingo (14)

El desencierro fue largo y tedioso, llegó a las ocho y veinticinco de la tarde. Uno de los toros tuvo que ser introducido en toriles con soga.

MÁS FOTOGRAFÍAS DEL DOMINGO DE CARNAVAL 2016, AQUÍ

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies