Home / Noticias / Pregones del Martes de pre-Carnaval

Pregones del Martes de pre-Carnaval

El martes de pre- Carnaval tienen lugar dos pregones: el del Hogar de Mayores y el de la peña Puerta del Desencierro. En el primero, este año la pregonera fue Rebeca Jerez, que ofreció un ejercicio periodístico donde los protagonistas fueron los recuerdos de los que cotidianamente asisten al Hogar. Fue un espacio para la memoria y para la escucha, donde sobre todo se trató de reivindicar la necesidad de escuchar a los que nos rodean como fuente inagotable de sabiduría y conocimiento. En el pregón participó activamente la Rondalla del Hogar.
pregón-antonio-pequeña

El siguiente pregón tuvo lugar en el teatro Nuevo “Fernando Arrabal” y corrió a cargo de Antonio Risueño. Fue el pregón de la peña Puerta del Desencierro. La reunión de peñistas, pregonero y porteros mayores fue a las ocho de la tarde en el Árbol Gordo. Desde allí subieron caminando al Teatro, con una parada en la calle Madrid, a la altura del portal de Abarca a tomar el vino y la perronilla. Ya en el teatro, tuvo lugar la entrada de los porteros mayores, Emilio Ramos “Patolo” y Anastasio Mangas “Tasio”, acompañados por las madrinas, sus esposas Manuela Martín y Cenci López. Seguidamente entraron miembros de la peña y el pregonero acompañados de varias jóvenes de la asociación “El Botón Charro de Miróbriga” ataviadas con el traje charro. Comitiva precedida por el tamboril de José Ramón Cid.

La presentación del acto corrió a cargo de Julete Moriche y la presentación del pregonero y porteros fue realizada por José Ramón Cid, que tuvo un recuerdo para peñistas fallecidos, José Barcos y Pepe Vegas, así como para uno de los peñistas más veteranos Nano Marta, que ayer cumplía 84 años.

El pregón de Antonio comenzó con una puesta en valor de la palabra y del oficio de pregonero, así como un recuerdo al origen de la peña Puerta del Desencierro, con repaso detallado de los que fueron porteros mayores, mencionando de manera especial a uno que falleció antes de ser homenajeado con este galardón, el sacerdotes José María Galache.

Ofreció una mención aparte para los empleados de colegios, seminarios y centros educativos, destacando el valor de su trato y cariño, en este punto tuvo un emotivo recuerdo para el señor Tomás, del Seminario, así como para su esposa Luisa.

Habló del desencierro, de la función de la puerta del desencierro, de la emoción del Carnaval, y de los orígenes de su familia, los cabreros de San Giraldo, los Furcas,los gachos de Cantarranas, y los renteros del Valle y Gazapos.

Recordó como gracias a los Risueño hubo toros incluso en el 36.Habló de un familiar suyo Antonio el Bañero.Hizo un recorrido rápido por sus recuerdos de infancia y se detuvo en la finca de Fresno donde vivió de niño. Habló del estado de crisis de la comarca e hizo una referencia a la diócesis y de manera concreta a la asamblea diocesana.

Todo ello salpicado con versos de León Felipe, Gabriel y Galán y Joaquín Sabina.

En una última parte se detuvo en el Carnaval como una necesidad de fiesta, de salir de uno mismo y divertirse, “no es cierto que la fiesta valga para olvidar, el Carnaval y la fiesta valen para vivir.”. Redefinió el concepto de tradición como mantener viva la satisfacción de una necesidad íntima que lleva el ser humano. Habló de lo especial que es nuestro Carnaval, con el toro como protagonista. Realizó un homenaje a los que trabajan en las fiestas, en especial a los camareros y de forma concreta a Benito el del Candilejas.

Para finalizar hizo un alegato a favor de los toros y la tauromaquia. Se refirió al Bolsín y explicó que es “imprescindible ver señales de futuro” en todo lo que nos rodea.

Para ver más fotografías de este pregón, pincha aquí:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies