Home / Noticias / La asociación de pescadores de la cuenca del Águeda denuncia la acumulación preocupante de lodos

La asociación de pescadores de la cuenca del Águeda denuncia la acumulación preocupante de lodos

La Asociación de Pescadores Cuenca del Río Águeda (A.P.C.R.A.) ponen en conocimiento público los siguientes hechos:

Se viene observando desde semanas atrás un desembalse muy notable de aguas turbias tanto del embalse de Águeda como de Irueña, ambos situados en el río Águeda en el suroeste de la provincia de Salamanca. Se ha llegado a un punto de colmatación de lodos por todo el lecho del río en una longitud de más de 20 kilómetros muy preocupante. Todo el lecho, incluida la vegetación acuática, tiene una capa de más de dos centímetros de un sedimento rojo. Este color rojizo es el que ha cogido todo el cauce del río desde la presa de Irueña hasta Ciudad Rodrigo.

Se cree muy probable que esto acabe destruyendo el ecosistema acuático ya que los macroinvertebrados y otros pequeños seres y plantas tienen muy difícil su supervivencia. A día de hoy no se han observado mortalidades de peces aunque todo parece indicar que si no se revierte esta situación su decaimiento será notorio por la falta de alimento. Nos consta que poblaciones como la de El Bodón y Sanjuanejo han tenido problemas de suministro de agua a cuenta de esta turbidez.

Se trata de una zona, que desde el punto de vista de los miembros de APCRA, tiene un alto valor ecológico, con paisajes únicos, que alberga importantes poblaciones de peces autóctonos, que se está en la obligación de conservar.

Este vertido de lodos desde ambas presas se puede comprobar con acercarse a cualquier punto del cauce en el tramo anteriormente descrito, como se muestra en las fotografías (adjuntas) tomadas a lo largo de la primera quincena de octubre sobre el puente que de la carretera DSA-362 (https://goo.gl/maps/gNWwKAwGdcfA2Ua36), el color ocre de las aguas siendo más acusado cuanto más próximo se esté a esas presas.

Por parte de la APCRA, tras una reunión de urgencia de su Junta Directiva mediante videoconferencia, se articula una serie de acciones que se detallan a continuación:

  • Comunicación en el Consejo Provincial de Pesca.
  • Comunicación directa con la Confederación Hidrográfica del Duero (C.H.D.).
  • Comunicación en prensa escrita y digital.
  • Reunión con Plataforma Riberas del Águeda.
  • Escrito dirigido al Servicio Territorial de Medioambiente de la Junta de Castilla y León en Salamanca.
  • Presentación de denuncia formal ante el servicio del Seprona en la Comandancia de la Guardia Civil de Ciudad Rodrigo.

A finales de septiembre la Plataforma Riveras del Águeda denunciaba la turbidez del agua en los medios de comunicación y solicitaba la eliminación del lodo de los embalses. Haciéndose eco de ello APCRA, por medio del secretario de la Junta Directiva, Pedro Colmenero, lo expuso en el Consejo de Pesca celebrado el 9 de octubre mediante videoconferencia; lamentablemente, este año estaba representada la C.H.D. La asociación Mosqueros del Tormes se sumó a los comentarios asegurando que la primera mitad del coto “El Chorrón”, justo al pie del desembalse de la Presa de Santa Teresa en el Río Tormes, también hay muchos sedimentos que hace imposible la práctica de la pesca y que proba puede también tener impactos más graves.

Desde APCRA, nuestro presidente, Juan José Prieto Vicente, contactó después de innumerables intentos el 15 de octubre con Confederación exponiendo el asunto vía telefónica, a lo que comentaron que “no se puede hacer nada, que el agua sale por donde tiene que salir y dado el bajo caudal del pantano lo que hace es coger lodos del fondo”. Explicaron que “se está desembalsando 1m3/s y que no se puede extraer más porque no cuentan con previsiones de lluvia”.

En APCRA entendemos que hay controversia en las respuestas que nos han dado. El pantano de Irueña está al 35% de su capacidad actualmente, sin embargo, esta situación se ha repetido en años anteriores con el vaso del pantano mucho más lleno. En las presas se realizan tareas de mantenimiento, soltando mucha agua por la parte inferior de la presa de golpe para actuar en la eliminación de fangos, acción de se debe ejecutar cuando el nivel de caudal sea alto, precisamente para evitar que se depositen en el lecho del río.

Casualidad o no, en los días siguientes a nuestra conversación con C.H.D. nos hemos percatado de que el problema de las aguas por debajo de los embalses se ha mitigado. A nuestro juicio, se ha cometido una actuación negligente por lo que desde APCRA seguiremos con el plan de actuación que se determinó en la última Junta Directiva y nos reservamos la posibilidad de tomar las acciones legales oportunas y pedir las responsabilidades pertinentes. Para ello nos basamos en la legislación vigente, en especial en:

El artículo 148.1.11.ª de la Constitución Española otorga a las comunidades autónomas competencias exclusivas en materia de pesca en aguas interiores, acuicultura y pesca fluvial. Asimismo, su artículo 45 reconoce el derecho de todos los españoles a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas, así como el deber de conservarlo y mandata a los poderes públicos a velar por la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose para ello en la indispensable solidaridad colectiva. El Capítulo I de la Ley de Aguas en su texto refundido, que en su artículo 33 habla de la Comisión de Desembalse, en el 97 habla de las actuaciones contaminantes prohibidas y en el 113 establece el Canon de control de vertidos. La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre APCRA detectó un vertido ilegal en un punto intermedio entre las dos presas con resíduos sólidos y orgánicos de diversa índole y que puso en marcha rápidamente un operativo para su retirada del cauce y transporte a la planta de tratamiento, así como ponerlo en conocimiento de los agentes medioambientales de la JCYL y de la Guardia Civil.

Por último, queremos reseñar que el Consejo de Pesca celebrado mediante la modalidad de videoconferencia ha resultado ágil y práctico en las formas, no así en el contenido, destacando que la Orden de Pesca anual propuesta para 2021 ha quedado como una prórroga de la del presente ejercicio. Sobre el resto del debate daremos conocimiento de ello en los próximos días junto con la propuesta de actividades de APCRA para el año próximo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies