Home / Noticias / Día del Empleo Doméstico, 30 de Marzo

Día del Empleo Doméstico, 30 de Marzo

Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo, dentro de la línea de sensibilización y llamada de atención sobre situaciones que reclaman justicia social, organiza cada año una acción pública con motivo del Día Internacional del Empleo Doméstico, que se celebra el día 30 de marzo. Sin embargo, este año debido al estado de alarma debido a la pandemia del COVID-19, este acto no podrá celebrarse.
En la comarca de Ciudad Rodrigo, según datos facilitados desde la oficina del ECyL de Ciudad Rodrigo en el sector Servicios hay un total de 1488 personas demandantes de empleo, de los cuales son 917 mujeres y 571 hombres. De ellos, hay 80 personas solicitantes de la ocupación de Empleo en el Hogar. Cáritas Diocesana Ciudad Rodrigo, como Agencia de Colocación, realiza una tarea de intermediación, en este sector especialmente, pues son muchas las personas que se dirigen a esta entidad solicitando ayuda para encontrar empleadas domésticas externas o internas. De hecho, en 2019, se llevaron a cabo 17 intermediaciones, de las cuales se concretaron 6 en contratos laborales.
El Día Internacional del Empleo Doméstico recuerda a todos los trabajadores y trabajadoras del hogar que sufren condiciones abusivas: sin cotizar a la seguridad social, sin firmar un contrato, con salarios por debajo del mínimo que marca la ley, sin descanso. La ley reconoce avances y mejoras como: la firma de un contrato escrito, el reconocimiento de las pagas extras y las vacaciones, la cobertura de la baja por enfermedad desde el cuarto día,… Pero lo conseguido no es suficiente. Aunque el Gobierno prepara una prestación de desempleo extraordinario para las empleadas del hogar que han perdido su empleo por la crisis del coronavirus, las medidas definitivas todavía se encuentran a la espera.
Por ello este 30 de marzo se sigue reivindicando que se cumpla el compromiso público del Gobierno de ratificar el convenio 189 sobre Trabajo Doméstico de la Organización Internacional del Trabajo. También, se solicita que se comprometa a estudiar y poner en marcha mecanismos necesarios para incluir plenamente a las Trabajadoras y Trabajadores del Hogar en el Régimen General de la Seguridad Social, que facilite que puedan cobrar prestación por desempleo, que se mejore la regulación del trabajo en régimen interno en los hogares, que se alcance un convenio colectivo del sector, estar incluidos dentro de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, mantener la lucha contra la economía sumergida en esta área y facilitar formación para profesionalizar el sector.

El Empleo Doméstico ante la situación de Estado de Alarma
Cáritas recuerda que las empleadas de hogar son un colectivo especialmente castigado por las medidas de aislamiento decretadas. Es urgente extremar el cuidado de estas personas que cuidan de nuestras casas y seres queridos. Cáritas propone algunas medidas en el ámbito doméstico para apoyar a estas trabajadoras:
– Si la persona que trabaja en nuestra casa no puede continuar prestando sus servicios debido al confinamiento, puede procederse a una suspensión de su contrato, pero manteniendo su alta en la Seguridad Social y, en la medida de lo posible, también su salario. Esto también es posible para las empleadas “por horas”.
– Si no queda otra opción personal que despedir a la empleada del hogar, debe abonársele la indemnización en metálico en ese momento, cumplir con los días de preaviso previstos en la Ley y tramitar su baja en la Seguridad Social.
– Y, en todo caso, es importante cuidar y proteger debidamente a la persona que tenemos contratada para cuidar de un familiar, facilitándole el material preventivo básico para preservar un eventual contagio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies