Home / Noticias / 30 de Marzo, Día Internacional de las Empleadas de Hogar

30 de Marzo, Día Internacional de las Empleadas de Hogar

ACTIVIDADES PREVISTAS POR CÁRITAS DIOCESANA DE CIUDAD RODRIGO

Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo invita a toda la población de Ciudad Rodrigo y a todos los que visitan la localidad y la comarca en estos días a participar en estas actividades organizadas con motivo del Día de Internacional de la Trabajadora del Hogar.  

Radioteatro.- Obra realizada por el grupo de mujeres de Cáritas Diocesana de Ciudad Rodrigo, escrita en base a las reivindicaciones laborales del sector de Empleadas del Hogar. Será enviada para su emisión a las radios locales y también podrá ser escuchada a través de Internet (Web de Cáritas y canal de Cáritas Ciudad Rodrigo en Ivoox). Si quieres escucharlo, pincha aquí: 

P1800850

Chocolatada.- A partir de las seis de la tarde en la plaza del Buen Alcalde, se entregará un vaso de chocolate a todas las personas que lleven una prenda de vestir de color blanco.

 Guantes con mensaje.- Se solicita a todas las personas que deseen participar que lleven guantes de plástico donde poder escribir mensajes reivindicativos relacionados con el Día de las Empleadas de Hogar. Estos guantes se tenderán en cuerdas en la plaza del Buen Alcalde.

Lectura de manifiesto 2015.  

30 de marzo, Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar

 

El 30 de marzo de 1988, en Bogotá, Colombia, se celebró el primer Encuentro Latinoamericano y del Caribe de trabajadoras del hogar, siendo declarado el 30 de marzo como Día Internacional de Trabajadoras del Hogar y de lucha para denunciar la marginación y explotación a la que están expuestas las trabajadoras del hogar en los diferentes países.

 

Transcurridos tres años desde la entrada en vigor del Real Decreto 1620/2011, que regula la relación laboral de carácter especial del Servicio del Hogar Familiar, las entidades que trabajamos por el reconocimiento y profesionalización del sector y las propias trabajadoras, reconocemos el avance que supuso esta normativa, destacando:

 

– el alta en la seguridad social desde la primera hora de trabajo por parte de las familias empleadoras.

– la obligatoriedad de un contrato por escrito sin ningún tipo de anexo posterior por parte del empleador que vaya en detrimento de las condiciones laborales pactadas.

– la cobertura de la baja por enfermedad desde el 4º día.

– la existencia de bonificaciones en la cuota de la seguridad social a las familias empleadoras.

 

Pero también reivindicamos mejoras necesarias:

 

El derecho a cobrar prestación por desempleo: el decreto recogía la creación en ese mismo año (2012) de una comisión de expertos que valoraría el impacto que supondría a nivel económico que las empleadas de hogar accediera a este derecho. Denunciamos que esa comisión no se ha creado todavía hoy, tres años después.

Mejoras en la regulación del trabajo de las empleadas de hogar internas: la figura de la empleada de hogar interna es cada vez más demandada por las familias para cubrir la falta de otro tipo de recursos sociosanitarios desde los que atender a sus familiares (escasez de plazas públicas en centros residenciales y listas de espera, residencias privadas con precios no asumibles por las pensiones de los ancianos, centros de día ocupacionales, etc). Pero el decreto no establece qué salario debe percibir una empleada de hogar interna (y no puede ser el mismo que el de una empleada de hogar externa con 40 horas de trabajo), ni una jornada laboral adecuada para el tipo de trabajo que puede tener que atender la trabajadora (por ejemplo: varias personas mayores dependientes en un mismo domicilio; ancianos sin familiares directos que medien y acompañen situaciones graves; ingresos hospitalarios, recordando que el empleo doméstico se entiende como aquel que se realiza en el domicilio…).

 

Recordamos que el Gobierno de España sigue sin firmar el CONVENIO 189 DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIÓN DEL TRABAJO sobre trabajadoras doméstica. Este Convenio fue aprobado hace ya tres años, en la Conferencia Internacional de Trabajo, y en mayo de 2013 se aprobó en la Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados, por todos los grupos parlamentarios, una proposición no de ley que instaba al Gobierno a estudiar su ratificación en un plazo de tiempo razonable, pero esto no se ha producido. La ratificación de este Convenio supondría avanzar en la mejora y equiparación de los derechos de las trabajadoras del hogar.

 

Por todo ello, las entidades seguimos desarrollando una labor de información y sensibilización a las propias trabajadoras, a las familias empleadoras y a la sociedad en general, de manera que todos podamos implicarnos en la consecución y reconocimiento de todos los derechos en este sector tan necesario para muchas familias y personas individuales en nuestro territorio.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies